HELADO DE YOGURT Y FRUTOS ROJOS


Si te gusta el yogur y te gusta el helado, te encantará esta receta que lo tiene todo y que no necesita muchos ingredientes. Es muy fácil de preparar y sorprenderás a tus invitados o a los más peques con ella. Consiste en una alternativa sana al helado que se hace con yogur griego natural y que no necesita más para disfrutar que el propio helado. Solo lleva unos minutos de preparación y lo puedes congelar para disfrutar al día siguiente o lo conservas para cualquier momento.

Se convierte en un imprescindible para el verano, cuando hace buen tiempo o simplemente cuando te apetezca. Es un excelente postre para después de las comidas y, además, es muy ligero, por lo que siempre habrá hueco para él. Sus ingredientes son sanos y naturales, de manera que también es bueno en dietas o si estás buscando cuidar tu peso. Muy nutritivo, rico y pensado para toda la familia, para visitas o para preparar en ocasiones especiales.

Una de sus particularidades es que, aunque puedes prepararlo con frutos rojos, también puedes hacerlo con el tipo de fruta que prefieras y cambiar su sabor. Además, la fruta es algo que no gusta demasiado a los niños y es buena ocasión para que le cojan el gusto, se acostumbren a su sabor y estén deseando probar fruta. También, puede ser una buena idea si quieres aprovechar fruta madura, y, además, esta les dará más sabor a tus postres.

Si se te ocurre alguna forma de personalizarlos puedes hacerlo, asimismo, puedes servirlos sobre un cucurucho, en una copa o donde tú quieras, llamando más la atención con la decoración. Te ofrece muchas posibilidades, tanto como tu imaginación. Lo único malo es que son muy adictivos, pero es una receta casera y sabes lo que llevan, ¡sin abusar!

Ingredientes:

  • 120 gr de frutos rojos (arándanos, cerezas o mix de frutos del bosque)
  • 1 cucharada y media de miel o jarabe de agave
  • 2 yogures griegos naturales (sin azúcares añadidos)
  • 30 ml de leche evaporada

Preparación

  1. Caliente los arándanos las cerezas o el mix de frutos del bosque y la miel juntos en una sartén pequeña a fuego medio. Cocine a fuego lento varios minutos hasta que los frutos comiencen a reventar y suelten su jugo. Tritúrelos un poco con un tenedor dejando enteros algunos frutos. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  2. Bate el yogur y la leche en un batidora de vaso. Use solo la leche suficiente para diluir el yogur hasta obtener una consistencia que se pueda verter.
  3. Incorpore con cuidado la mezcla fría de los frutos en el yogur. Para obtener un color heterogéneo, no lo mezcle demasiado, de lo contrario, se volverá monocromo.
  4. Vierta la mezcla en moldes. Coloque los palitos de helado en los moldes, cubra y congele durante unas horas o durante toda la noche hasta que estén sólidos

Consejo: Para desmoldar, sumerja los moldes en agua tibia

Truco: Para sacar los huesos de las cerezas, utilice el deshuesador de cerezas.

Utensilios utilizados

HELADO DE YOGURT Y FRUTOS ROJOS


Si te gusta el yogur y te gusta el helado, te encantará esta receta que lo tiene todo y que no necesita muchos ingredientes. Es muy fácil de preparar y sorprenderás a tus invitados o a los más peques con ella. Consiste en una alternativa sana al helado que se hace con yogur griego natural y que no necesita más para disfrutar que el propio helado. Solo lleva unos minutos de preparación y lo puedes congelar para disfrutar al día siguiente o lo conservas para cualquier momento.

Se convierte en un imprescindible para el verano, cuando hace buen tiempo o simplemente cuando te apetezca. Es un excelente postre para después de las comidas y, además, es muy ligero, por lo que siempre habrá hueco para él. Sus ingredientes son sanos y naturales, de manera que también es bueno en dietas o si estás buscando cuidar tu peso. Muy nutritivo, rico y pensado para toda la familia, para visitas o para preparar en ocasiones especiales.

Una de sus particularidades es que, aunque puedes prepararlo con frutos rojos, también puedes hacerlo con el tipo de fruta que prefieras y cambiar su sabor. Además, la fruta es algo que no gusta demasiado a los niños y es buena ocasión para que le cojan el gusto, se acostumbren a su sabor y estén deseando probar fruta. También, puede ser una buena idea si quieres aprovechar fruta madura, y, además, esta les dará más sabor a tus postres.

Si se te ocurre alguna forma de personalizarlos puedes hacerlo, asimismo, puedes servirlos sobre un cucurucho, en una copa o donde tú quieras, llamando más la atención con la decoración. Te ofrece muchas posibilidades, tanto como tu imaginación. Lo único malo es que son muy adictivos, pero es una receta casera y sabes lo que llevan, ¡sin abusar!

Ingredientes:

  • 120 gr de frutos rojos (arándanos, cerezas o mix de frutos del bosque)
  • 1 cucharada y media de miel o jarabe de agave
  • 2 yogures griegos naturales (sin azúcares añadidos)
  • 30 ml de leche evaporada
  • Una pizca de sal

Preparación

  1. Caliente los arándanos las cerezas o el mix de frutos del bosque y la miel juntos en una sartén pequeña a fuego medio. Cocine a fuego lento varios minutos hasta que los frutos comiencen a reventar y suelten su jugo. Tritúrelos un poco con un tenedor dejando enteros algunos frutos. Retirar del fuego y dejar enfriar
  2. Bate el yogur y la leche en un batidora de vaso. Use solo la leche suficiente para diluir el yogur hasta obtener una consistencia que se pueda verter.
  3. Incorpore con cuidado la mezcla fría de los frutos en el yogur. Para obtener un color heterogéneo, no lo mezcle demasiado, de lo contrario, se volverá monocromo.
  4. Vierta la mezcla en moldes. Coloque los palitos de helado en los moldes, cubra y congele durante unas horas o durante toda la noche hasta que estén sólidos

Consejo: Para desmoldar, sumerja los moldes en agua tibia

Truco: Para sacar los huesos de las cerezas, utilice el deshuesador de cerezas.

Utensilios utilizados