Menaje de mesa

La variedad de tipos de platos que podemos llevar a nuestra mesa es muy grande. Aprende a combinarlos apropiadamente y haz cada vez mejores presentaciones. Encuentra aquí la mejor selección de platos, bandejas, boles de cocina, ensaladeras, platos de bambú y todo tipo de vajillas.
36
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-36 de 729

por página
  1. Precio habitual 44,95 € Precio especial 39,95 €
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-36 de 729

por página

El arte de poner la mesa no requiere fechas especiales ni tampoco invitados. Si te gustan los detalles y les das mucha importancia a esos momentos en los que los miembros de la familia os reunís en casa cada día para comer o cenar, este apartado es para ti. No es necesario que recurras a adornos caros o vajillas lujosas. Las pequeñas cosas de cada día nos reconfortan y nos proporcionan paz. Una apuesta sencilla y equilibrada, con lo imprescindible ese día según el menú, puesta con cariño e invirtiendo un tiempo mínimo, es especial por sí misma y un regalo para toda tu familia.

Café y té o el arte de conversar

Si te gusta pasar tiempo con la familia, seguramente pienses que debería ser obligado finalizar cada comida con una breve sobremesa alrededor del café y té. Es el momento perfecto que facilita la buena comunicación de la familia.

Dispones para ello de teteras de diversos materiales con diseños clásicos actualizados, con filtros de té o sin ellos, cafeteras italianas de toda la vida, hervidores de agua para infusiones, azucareros de mesa y lecheras de mesa y tazones.

Mención aparte merecen las tazas y platos de café o las tazas y platos de té. Varían por su tamaño. Los cafés de sobremesa suelen ser solos o con un pequeño golpe de leche. Utilizan por ello las tazas de menor tamaño. El tradicional café con leche se sirve en las tazas más grandes o en tazones. Por su parte, el té se sirve en las tazas intermedias.

Complementos de mesa que marcan la diferencia

Las bases o soportes para presentar los platos son imprescindibles a la hora de presentar la mesa: soperas, fuentes, portatartas o cápsulas para pasteles individuales, salvamanteles, tapetes, bajoplatos o manteles individuales son complementos prácticos y, a la vez, muy decorativos con los que harás especial cualquier momento cotidiano.

No te olvides de las aceiteras y vinagreras en la mesa, especialmente si te gusta disponer de aceites macerados para aportar matices únicos a tus platos. En la actualidad, dispones de pulverizadores de aceite y de vinagre para proporcionar, además de sabor, un toque elegante.

No pueden faltar en tu mesa molinillos de sal y pimienta de diseño tradicional y que no desentonan en ninguna mesa. Con ellos, podrás disfrutar de todo el aroma de las pimientas recién molidas.

Cubiertos o el arte del buen comer

Una buena mesa requiere cubiertos para casi cada plato. Si deseas disponer de todos ellos, puedes comenzar por los sets de cubiertos e ir completando las colecciones.

Las cucharas necesarias son de tres tipos: la sopera, la de café o postre y la de moka. Las de moka son las adecuadas por su tamaño para los cafés solos.

En cuanto a los tenedores, los servicios tradicionales de mesa diseñaban de forma diferente los tenedores de uso común y los de pescado, que eran acompañados por palas en vez de cuchillos. Actualmente, además, dispones de tenedores chuleteros acompañados de cuchillos especiales con ese fin y tenedores de postre, que también te sirven para los aperitivos.

Respecto a los cuchillos, cuentas con los tradicionales de uso común, los chuleteros y los de postre.

Mención aparte merecen los cubiertos especiales que marcan determinadas especialidades culinarias. Así, el marisco requiere del uso de tenazas especiales, tenedores para marisco, pinzas y cuchillos abreostras. Del mismo modo, si te gusta la comida asiática, debes contar con palillos o con pinzas de sushi para principiantes.

La limpieza y el mantenimiento perfectos

Si deseas conservar todo tu menaje y complementos de mesa en perfecto estado, debes cuidar su limpieza y buen secado. Los lavavajillas te facilitan mucho este trabajo y garantizan desinfecciones por temperatura más difíciles de conseguir con el lavado a mano. Sin embargo, los productos de calidad que hay actualmente en el mercado contribuyen enormemente a la consecución de ese fin.

El almacenamiento adecuado también ayuda a mantener en buen estado todos los elementos. Así, por ejemplo, dispones de cuberteros que ya no solo permiten guardar los cubiertos clasificados sino que disponen de adaptadores para que conserven el orden perfectos y optimizan el espacio.

Platos, boles y bandejas

Si quieres afinar en el mundo del buen servir, puedes hacer uso de multitud de complementos disponibles en las vajillas para eso. Así, la sopa puedes servirla tanto en plato hondo como en las tazas de consomé realizadas para este fin. También existen en el mercado diferentes propuestas y diseños para presentar los primeros platos en pequeñas cazuelas individuales. Tampoco quedarán mal en platos hondos.

Los segundos platos y las comidas carentes de caldo se sirven en platos llanos. Dispones de multitud de formas, materiales y diseños que serán perfectos para cada día.

Los postres se sirven en platos pequeños, y para las ensaladas se ha generalizado el uso de boles.

Por su parte, para llevar la comida a la mesa lo adecuado es que dispongas de soperas y de varias fuentes de diversos tamaños acompañadas de cubiertos para servir.