Tazas y platos de té

Las infusiones y los tés están cobrando cada vez más protagonismo en nuestros hogares. Por ello, disponer de tazas y platos de té adecuados es fundamental
22
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

22 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

22 artículos

por página

 

Las tazas y platos de té son utensilios de menaje imprescindibles en toda cocina, además de tener un carácter ceremonial muy apreciado por los amantes del té. Estos platos y tazas son específicos para servir tés e infusiones calientes, aunque pueden utilizarse para cualquier bebida que se sirva muy caliente. Se diferencian de otro tipo de tazas y vasos, sobre todo, en su tamaño. Las tazas de té tienen un mayor tamaño que las de café y pueden llevar filtro y tapadera para conservar bien el calor.

La ceremonia del té es un ritual de culto muy importante en muchos lugares del mundo, sobre todo en países como Japón. En occidente, pese a no haber tanta tradición en torno al té y las infusiones, cada vez más es una bebida más consumida y apreciada en nuestros hogares. Los conocidos beneficios del té y su componente natural lo convierten en una bebida muy recomendable y saludable. Además, beber té está asociado a momentos de relajación.

Para consumir nuestras infusiones de manera óptima será necesario contar con los utensilios adecuados. Existen diferentes tipos de tazas de té según su tamaño, diseño y material de fabricación. En cuanto al tamaño deben ser recipientes medianos o grandes, ya que normalmente se sirve bastante cantidad. El diseño es cuestión de gustos y podrás elegir entre infinidad de opciones en nuestro catálogo. Lo más importante a la hora de elegir tazas y platos de té es el material, que debe conservar el calor el mayor tiempo posible. Además, debe ser aislante ya que el agua de las infusiones debe calentarse a altas temperaturas para extraer todas las propiedades de la planta que estemos utilizando. Los materiales más recomendables para tazas y platos de té son la porcelana, la cerámica, el acero esmaltado y el borosilicato.