Copas vino

Elige las mejores copas de vino para conseguir que beber sea toda una experiencia que te permita disfrutar al máximo de los olores, sabores y texturas
15
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

15 artículos

por página
  1. Precio habitual 2,95 € Precio especial 2,45 €
  2. Precio habitual 4,45 € Precio especial 3,95 €
  3. Precio habitual 4,45 € Precio especial 3,95 €
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

15 artículos

por página

Elegir unas buenas copas de vino puede hacer que consumir este tipo de bebidas sea toda una experiencia. Hay tantas como tipos de vino y cada una de ellas tiene una misión diferente, aunque el objetivo común es conseguir disfrutar del buen vino en su máximo esplendor.

Para elegir la mejor copa de vino hay que tener en cuenta tres puntos distintos. Debe de ser fina y fácil de agarrar para que podamos beber de una manera cómoda. Además, es importante que tenga un buen pie para que no tengamos que sujetarla todo el tiempo y evitemos calentar el vino de una manera precipitada. También debemos tener en cuenta que la forma que tenga va a hacer que el vino vaya dirigido a unas zonas u otras de la boca consiguiendo registrar los sabores de una manera única. Es importante tener en mente qué copa utilizamos con cada tipo de vino. La amplia variedad que existe da la posibilidad de resaltar sus puntos fuertes y esconder sus puntos débiles.

El diámetro y el alto también son características determinantes. Su forma va a conseguir conservar el olor y el sabor haciendo que el sabor dure más. El cáliz debe ser ancho para que el vino esté en contacto con el aire y se oxigene mientras está en la copa. Dejando de lado la forma, otro aspecto que hace que las copas de vino sean buenas es el material. Normalmente están fabricadas con vidrio de la mejor calidad apto para el uso alimentario, por lo que no absorben ni traspasan olores ni sabores y mantienen la textura original del vino.

Al ser de cristal, son fáciles de limpiar. En la mayoría de ocasiones, son aptas para lavavajillas, pero en caso de lavarlas a mano, el vidrio es resistente a los arañazos por lo que las copas se mantendrán mucho tiempo como el primer día.