Potes

Un pote es ideal para preparar alimentos en porciones pequeñas. Gracias a su material reparte correctamente el calor, y además es un producto duradero
8
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

8 artículos

por página
  1. Precio habitual 23,95 € Precio especial 21,95 €
  2. Precio habitual 28,95 € Precio especial 24,95 €
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

8 artículos

por página

Un pote es un utensilio de cocina indispensable para quienes tienen pasión por la gastronomía. Se trata un vaso metálico con asa, comúnmente más pequeño que una cacerola, que se usa para calentar líquido al fuego y que es propicio para usar tanto en la cocina del hogar como en restaurantes y hoteles. Con un pote se puede preparar una gran variedad de ingredientes y recetas: desde preparar una infusión hasta hacer una rica sopa en momentos especiales. La versatilidad de este producto depende de tu imaginación, porque sus usos reales son ilimitados.

El pote es un producto que se utiliza para calentar todo tipo de líquidos y alimentos, especialmente en pequeñas cantidades. Su tamaño lo hace práctico y esencial para preparar raciones personales de comida en los momentos en que no vale la pena colocar una gran olla al fuego. Es cómodo y eficiente.

Puede ser fabricado con una gran variedad de materiales de metal, sin embargo cada modelo cuenta con características que le otorgan utilidades extras. Al ser de tamaño moderado, puede usarse incluso en la chimenea o en una pequeña fogata, el material hará el resto manteniendo el calor y repartiéndolo de forma homogénea entre todo el contenido que se le agregue.

Un pote es perfecto para preparar sopas, cocer verduras o granos, como el arroz. Además por su presentación es ideal para elaborar cremas y purés. Otra de sus cualidades corresponde a que su forma ovalada permite que se trituren los ingredientes en el mismo recipiente, lo que hace que se ahorre tiempo y uso de otros utensilios.

Es un producto duradero gracias a los materiales con los que se fabrica. Las posibilidades de recetas para preparar con él son varias: salsas, natillas, cremas, frituras, buñuelos, rosquillas o patatas cortadas en forma de chips.

Tú solo pones la imaginación, el pote hace el resto.