Chocolate para Repostería

La cobertura de chocolate se elabora siguiendo una técnica concreta. Conoce cuáles son las pautas que debes seguir para realizarla con el mayor éxito
5
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

5 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

5 artículos

por página

 

Quienes tienen experiencia en el mundo de la pastelería saben que tarde o temprano se hace imprescindible aprender a preparar una correcta cobertura de chocolate. Si bien el procedimiento en sí no es muy complejo, sí hay que prestar especial atención a la materia prima que se utiliza ya que no todos los chocolates son iguales ni sirven para lo mismo.

La cobertura de chocolate, que también puede denominarse chocolate fondant incluye una mayor proporción de manteca de cacao en su fórmula que el chocolate que se suele utilizar para consumo cotidiano. Esto hace que el chocolate obtenido tenga mayor brillo y pueda moldearse con la facilidad que la pastelería y la preparación de postres y bombones requieren. Este chocolate es especial para fundir en preparaciones, para realizar bombones y caramelos, así como para hacer distintas figuras. Puedes optar por chocolate negro o por chocolate blanco.

Para entrar más en detalle, debemos especificar que existen dos tipos de cobertura: la cobertura de chocolate (o chocolate real) y la cobertura masa glasé. Más allá de contar con el ingrediente correcto y decidirse por uno u otro tipo de cobertura, se hace necesario conocer la técnica y la forma de empleo de cada uno. La mayor parte del chocolate que se utiliza para este tipo de trabajos viene en estado sólido, ya sea en forma de tabletas o pepitas. En cualquier caso, se hará necesario fundirlo para obtener una consistencia un poco más líquida, que permita utilizarlo para cubrir tartas o realizar bombones. Si tu deseo es comenzar a trabajar este material y utilizarlo en tus preparaciones de pastelería, deberás entonces tener en claro la materia prima que deberás utilizar y la técnica que deberás manejar para lograr fundirla y obtener el punto justo. Luego, ya solo resta que puedas manipularla correctamente para darle forma a tus creaciones y sorprender a todos tus invitados.