Bolsas

Tenemos bolsas para utilizar en la cocina, como las bolsas de cocción, y para envasar, así como bolsas de la compra, térmicas y de basura
20
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

20 artículos

por página
  1. Precio habitual 4,95 € Precio especial 3,45 €
  2. Precio habitual 4,95 € Precio especial 3,45 €
  3. Precio habitual 10,95 € Precio especial 7,95 €
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

20 artículos

por página

 

Desde hace un tiempo, se ha tomado conciencia del daño que ocasionan las bolsas de plástico en el medio ambiente. Por eso, han comenzado a ser sustituidas por bolsas y contenedores de otros materiales. De gran utilidad para transportar todo tipo de objetos de un lado a otro, las bolsas son también muy utilizadas cuando se necesita llevar fuera del hogar comida ya preparada o refrigerada. También juegan un papel muy importante en la organización de nuestro espacio de cocina y en la correcta conservación de algunos alimentos.

El uso de bolsas térmicas para conservar mejor los alimentos

Las bolsas térmicas son ideales para transportar alimentos que necesitan conservar su temperatura. Están realizadas con diferentes materiales como polietileno, poliuretano y polipropileno y están formadas por un triple laminado que posee aislantes de alta densidad. En su interior, están cubiertas por un material absorbente que, tal como su nombre lo dice, posibilita la absorción de los líquidos que pudieran desprenderse o derramarse de los productos que forman parte de su contenido. Su confección las convierte en aislantes del frío y el calor permitiéndoles, de esta manera, conservar mejor los alimentos. Son muy utilizadas para las excursiones del colegio de los niños o para las salidas familiares en busca de una mayor conexión con la naturaleza. Mayormente, cuentan con un asa superior y una tira bandolera para favorecer un cómodo transporte. Existen diferentes modelos y diseños, aptos tanto para adultos como para niños.

Las bolsas como complementos ideales para tu cocina

Las bolsas cumplen infinidad de roles dentro de nuestra cocina y funcionan como un complemento ideal a la hora de organizar y ordenar el espacio. Las de tela son muy útiles para guardar elementos y utensilios pequeños que no tienen un lugar especial en nuestros organizadores. Pero las bolsas en la cocina también son aliadas a la hora de la cocción. Existen en el mercado diferentes bolsas para asar que se introducen en el horno con diferentes alimentos como carnes y verduras. De esta manera, garantizan un resultado más parejo y sabroso. Muy populares son también las bolsas plásticas con cierre hermético que se emplean para conservar los alimentos en el congelador o el refrigerador. Vienen en diferentes tamaños y son muy versátiles ya que, además, permiten ser reutilizadas. También es muy frecuente el uso de bolsas de papel en la cocina ya que permiten conservar mejor alimentos que necesitan un tratamiento especial como ciertos tipos de panes. Las bolsas cumplen muchas funciones en nuestra cocina. Lo importante es recordar tratar de reducir al máximo las de plástico para evitar dañar nuestro medio ambiente.

Bolsas portabocadillos para cuidar el medio ambiente

Si tienes que salir corriendo de tu casa y necesitas llevar contigo un sándwich o un bocadillo para comer por el camino, este complemento es lo que necesitas. Hechas de materiales ecológicos, permiten transportar pequeñas porciones de comida sin dañar nuestro medio ambiente. Son reutilizables y están disponibles en una gran variedad de tamaños e infinidad de diseños. Son también las mejores aliadas para llevar bocadillos en el automóvil sin generar residuos innecesarios.

Las prisas de la vida diaria a veces nos llevan a comer cualquier cosa comprada en la calle o en lugares no muy saludables. Con este complemento podemos organizar mejor nuestras comidas y preparar en casa nuestros bocadillos para media mañana. Con la ayuda de este complemento práctico y ecológico, podemos mejorar nuestra dieta al tiempo que colaboramos con el cuidado del medio ambiente. Utiliza las bolsas portabocadillos para las excursiones del colegio de tus hijos, para tus reuniones fuera de la oficina o para momentos en familia en el parque o la plaza.